Los síntomas Gastrointestinales y Neurológicos de la Enfermedad Celíaca

  • Dra. Loredana Lunadei

    La Dra. Lunadei es especialista en alimentación, dietética y nutrición. Es titulada por la Universidad de Milán donde hizo la licenciatura y el doctorado. Este [...]

  • Categorías: Ser Celíaco

Publicado: 16/10/2013 - Actualizado: 21/02/2020

Diagnosticar la celiaquía puede no ser una tarea sencilla, y es que los síntomas gastrointestinales y neurológicos también pueden corresponder a la enfermedad celiaca.

Aunque los síntomas más conocidos de la enfermedad celíaca son diarrea mal oliente, dolor abdominal, pérdida de peso y fatiga, la celiaquía  puede afectar a casi todos los sistemas del cuerpo, incluyendo la piel, las glándulas, los huesos y las articulaciones.

Síntomas de la enfermedad celiaca

La variación es tal que las personas con enfermedad celíaca podrían sufrir de estreñimiento en lugar de diarrea, ganar peso en vez de perderlo, entre otros. También se han dado casos en los que la persona no manifiesta ningún síntoma.

De hecho, es dudoso que haya un caso verdaderamente «típico» de la enfermedad celíaca, la enfermedad afecta a muchos sistemas del cuerpo en muchas formas diferentes. También afecta a las mujeres, hombres y niños de diferentes maneras.

Por supuesto, también debemos tener en cuenta que todos estos síntomas la enfermedad celíaca pueden ser causadas por otras condiciones médicas, que pueden incluir la sensibilidad al gluten no celíaca, que se cree que es una condición diferente. Esa es otra de las principales razones por las que el  diagnóstico es tan difícil de realizar.

La única manera de saber con certeza que padeces de la enfermedad celíaca es realizando una biopsia intestinal que muestra la atrofia de las vellosidades del intestino afectado.

Una vez que eres diagnosticado con celiaquía debes saber que es de por vida. Para evitar complicaciones a largo plazo, que pueden incluir ciertos tipos de cáncer, debes seguir una dieta estricta libre de gluten. Sin embargo, la buena noticia es que después de una dieta estricta sin gluten generalmente se resuelven la mayoría o todos los síntomas.

He aquí un desglose de los síntomas de la enfermedad celíaca y enfermedades relacionadas, clasificados por el sistema del cuerpo que afectan.

Síntomas Gastrointestinales

No todas las personas con un diagnóstico de enfermedad celíaca experimenta síntomas gastrointestinales  pero sí la gran mayoría.

La diarrea crónica es un síntoma característico de la enfermedad celíaca, y parece afectar a la mitad o más de los recién diagnosticados. Con frecuencia, la diarrea es acuosa, maloliente y flota en vez de hundirse.

Sin embargo, una minoría significativa de personas con enfermedad celíaca suelen tener estreñimiento en lugar de diarrea, y algunos presentan ambos síntomas alternados.

Pueden aparecer otros síntomas gastrointestinales. Por ejemplo, la flatulencia y gases son comunes, así como la hinchazón abdominal. También es común tener dolor abdominal, que puede ser grave en algunas ocasiones.

Otros síntomas incluyen acidez, reflujo, náuseas, vómitos, y la intolerancia a la lactosa. Algunos celíacos sin diagnosticar pueden desarrollar pancreatitis o enfermedad de la vesícula biliar.

Cabe aclarar que no todo el mundo pierde peso cuando se cursa una celiaquía sin diagnosticar. De hecho, muchas personas descubren que su peso aumenta. Algunas personas dicen ser absolutamente incapaces de reducir su peso, no importa lo mucho que realicen dieta y ejercicio.

Síntomas neurológicos

Muchas personas con celíaca no diagnosticada experimentan fatiga extrema que les impide realizar tareas cotidianas y afecta su calidad de vida.  

También  aparecen trastornos del sueño, y el insomnio.  Es decir, generalmente una persona celiaca puede sentirse agotada pero encontrar dificultades al momento de tratar de conciliar el sueño.

Además, muchos celíacos experimentan confusión, dificultad para concentrarse.  Algunos celíacos recién diagnosticados ya tienen diagnóstico de la migraña y en muchos casos, estos dolores de cabeza disminuyen en intensidad y frecuencia, o incluso desaparecen una vez que se adopta una dieta libre de gluten.

Los síntomas psicológicos como la depresión, la ansiedad y la irritabilidad son frecuentes en las personas con enfermedad celíaca sin diagnosticar.

La neuropatía periférica, en la que se experimenta entumecimiento, sensación de hormigueo y en algunos casos debilidad en las extremidades, es uno de los síntomas neurológicos más frecuentes de esta enfermedad.

Además, algunas personas son diagnosticadas con ataxia, una condición caracterizada por la pérdida de equilibrio y la coordinación.

El síndrome de piernas inquietas también ha sido reportado como un síntoma común de la enfermedad celíaca.

Referencias

  1. Hvas, C. L., Jensen, M. D., Reimer, M. C., Riis, L. B., Rumessen, J. J., Skovbjerg, H., … Wildt, S. (2015). Celiac disease: diagnosis and treatment. Danish Medical Journal, 62(4), C5051.
  2. Walker, M. M., Ludvigsson, J. F., & Sanders, D. S. (2017). Coeliac disease: review of diagnosis and management. The Medical Journal of Australia, 207(4), 173–178.
  3. Casella, G., Pozzi, R., Cigognetti, M., Bachetti, F., Torti, G., Cadei, M., … Bassotti, G. (2017). Mood disorders and non-celiac gluten sensitivity. Minerva Gastroenterologica e Dietologica, 63(1), 32–37.
  4. Byrne, G., & Feighery, C. F. (2015). Celiac Disease: Diagnosis. Methods in Molecular Biology (Clifton, N.J.), 1326, 15–22.
  5. Benjilali, L., Zahlane, M., & Essaadouni, L. (2012). A migraine as initial presentation of celiac disease. Revue Neurologique, 168(5), 454–456.
  6. Mormile, R. (2014, December). Celiac disease and migraine: is there a common backstage? International Journal of Colorectal Disease. Germany.
  7. Rahmoune, H., & Boutrid, N. (2017). Migraine, Celiac Disease and Intestinal Microbiota. Pediatric Neurology Briefs, 31(2), 6.