Harina de Coco, excelente alternativa para el celiaco

  • Miriam Reyes

    Licenciada en Nutrición y Dietética. Reconocida especialista en celiaquía. Desde hace más de diez años trabaja como nutricionista y dietista, con especial enfoque en los sistemas [...]

  • Categorías: Dieta Sin Gluten

Publicado: 06/12/2013 - Actualizado: 10/07/2020

En los últimos años ha habido muchos avances y productos para la alimentación del celiaco, hoy, la harina de coco, se convierte en una gran alternativa a la harina común. Es 100% libre de gluten y rica en fibra, además de aportarnos proteína vegetal.

Esta harina se obtiene presionando la pulpa de coco, hasta extraerle el agua, y luego moler la fibra restante. El resultado es una harina un tanto grumosa de color blanco ligeramente amarillo. Es considerada hipoalergénica, ya que muy pocas personas suelen generar alergia al coco, y es un ingrediente nutritivo.

Propiedades nutricionales de la harina de coco

Se trata de una harina rica en proteínas, fibra y grasa que la hacen muy nutritiva. También es una buena fuente de ácido láurico, una grasa saturada que ayuda a nuestro sistema inmune y también es bueno para la salud de nuestra tiroides. Como la mayoría de las grasas saludables  el ácido láurico también promueve la buena salud de la piel.

Harina de coco es rica fuente de manganeso, que le ayuda a utilizar mejor muchos nutrientes como la colina y la biotina (que se encuentra en los huevos) , vitamina C y tiamina. El manganeso también es necesario para mantener huesos sanos, la correcta función del sistema nervioso, y de  nuestra tiroides, además ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre óptimos.

No está hecha a base de cereales, y por lo tanto es libre de gluten.

El uso de la harina de coco

El coco tiene un sabor ligeramente dulce, además es una rica fuente de fibra y de proteínas vegetales. Se suele utilizar en la preparación de productos integrales, y además tiene una larga fecha de caducidad, si se le deja en el congelador puede durar hasta 6 meses o más, y aunque su precio es relativamente caro, ofrece buenos resultados en la cocina.

También se puede emplear para freír alimentos como las croquetas para celiacos, u otras preparaciones similares.
Puedes emplearla para sustituir, entre el 20 o 30% de la harina en tu receta, y mezclarla con otras harinas, o bien, si la vas a usar en alguna receta o producto horneado, puedes utilizar únicamente esta harina, añadiendo un huevo por cada onza.

Aparte de los productos de panadería, la harina de coco es una excelente adición a los batidos, e incluso para el chocolate caliente de vez en cuando. Debido a sus beneficios para la salud y su suave sabor, es una gran manera de conseguir un poco de fibra y proteína extra sin siquiera darnos cuenta de ello.

Beneficios a la hora de hornear

A medida que la dieta libre de gluten se da a conocer más, muchas personas, están buscando la harina de coco para sus recetas, sin embargo, hornear con esta harina, presenta desafíos únicos, por lo que se suele recomendar que antes de experimentar utilices recetas que ya están hechas para realizarse con la harina de coco, de lo contrario, puedes encontrarte con algunas sorpresas. Sin embargo, a continuación se presentan algunas consideraciones que quizás quieras tomar en cuenta.

Para sustituir por la harina de trigo en las recetas, no se recomienda utilizar la proporción 1:1 ya que no son equivalentes. La harina de coco es muy absorbente, se suele requerir menos harina de la que usualmente se necesita para obtener un buen resultado.

Además, debes considerar que es probable que tu receta deba llevar más huevos, por cada onza de harina de coco, se suele recomendar que añadas un huevo batido.

Por último, recuerda que esta harina tiende a formar grumos, por lo que es recomendable batir bien los ingredientes hasta homogenizar.

Referencias

  1. Amarasiri, W. A. L. D., & Dissanayake, A. S. (2006). Coconut fats. The Ceylon Medical Journal, 51(2), 47–51.
  2. TASKER, P. K., RAO, M. N., INDIRAMMA, K., SWAMINATHAN, M., SREENIVASAN, A., & SUBRAHMANYAN, V. (1962). Nutritive value of fortified coconut meal and low-cost protein foods containing coconut meal, groundnut flour and Bengal-gram flour. Annals of Biochemistry and Experimental Medicine, 22, 153–160.
  3. Trinidad, T. P., Valdez, D. H., Loyola, A. S., Mallillin, A. C., Askali, F. C., Castillo, J. C., & Masa, D. B. (2003). Glycaemic index of different coconut (Cocos nucifera)-flour products in normal and diabetic subjects. The British Journal of Nutrition, 90(3), 551–556.
  4. de Paula Franco, E., Moraes de Oliveira, G. M., Raggio Luiz, R., & Rosa, G. (2015). EFFECT OF HYPOENERGETIC DIET COMBINED WITH CONSUMPTION OF COCONUT FLOUR IN OVERWEIGHT WOMEN. Nutricion Hospitalaria, 32(5), 2012–2018.
  5. Usman, G. O., & Okafor, G. I. (2016). Organoleptic properties and perception of maize, African yam bean, and defatted coconut flour-based breakfast cereals served in conventional forms. Food Science & Nutrition, 4(5), 716–722.

Revisado por: Dra. Loredana Lunadei el 10/07/2020