Enfermedad Celíaca y riesgo de Cáncer

El cáncer es una enfermedad que actualmente nos preocupa ya que suele ser fatal en muchos de los casos. Durante años los científicos se han preguntado si hay alguna conexión entre la enfermedad celiaca y el cáncer, algunos estudios han podido desvelar si es que hay una relación y cuáles son los tipos de cáncer que pueden tener un vínculo con la enfermedad celiaca, ya sea aumentando o disminuyendo la posibilidad de desarrollarlos.Enfermedad Celíaca y riesgo de Cáncer

Tipos de cáncer comunes en celiaquía

La celiaquía es una condición en la que el cuerpo tiene una reacción inmunológica ante el gluten, el único tratamiento es eliminar el gluten de la dieta, sin embargo, si no se lleva una dieta libre de gluten ya sea porque no se cuenta con el diagnóstico apropiado, o por otras cuestiones, la exposición al gluten puede causar daños en las vellosidades intestinales, dando a lugar a distintos síntomas asociados a las deficiencias de nutrimentos.

Algunos estudios sugieren que existe un mayor riesgo de cáncer de intestino delgado, o cáncer de páncreas o esófago, aunque el cáncer más común que se ha encontrado en pacientes con enfermedad celiaca es el linfoma no Hodgkin.

A pesar de que muchos de los pacientes con enfermedad celiaca creen que es más común desarrollar cáncer de colon como una consecuencia de la enfermedad debido a su naturaleza, las estadísticas demuestran lo contrario, siendo el riesgo igual que en la población que no padece celiaquía.

Otros tipos como el cáncer de pulmón o de mama, parece no incrementar su riesgo, sino disminuirlo. No obstante, estos resultados se han establecido en base a análisis estadísticos y la relación entre la enfermedad celiaca y el cáncer no es del todo clara.

Dieta sin gluten y expectativas

Pese a que estos datos pueden ser preocupantes, debemos tener en cuenta que el riesgo de padecer los tipos de cáncer anteriormente mencionados disminuyen a la normalidad a medida que llevamos más tiempo con una dieta libre de gluten, es decir, luego de llevar un seguimiento, el riesgo a padecer estos tipos de cáncer no son mayores que en una personal sin la enfermedad celiaca.

Se cree que el riesgo de desarrollar estos tipos de cáncer, aumentan debido a el daño que ocurre en las vellosidades intestinales, atrofiándolas, esto conduce a malabsorción de nutrientes, y por lo tanto estas deficiencias nutricionales son las que pueden aumentar el riesgo de cánceres.

Afortunadamente la dieta libre de gluten permite que el cuerpo sane, y las vellosidades intestinales se recuperen, volviendo a tener la capacidad de absorción normal de nutrimentos, si bien, el proceso puede demorar, es importante no hacer trampa y apegarse en un 100% a la dieta libre de gluten para reducir las complicaciones y riesgos de otras enfermedades tales como el linfoma no Hodgkin.

Se recomienda aprender a reconocer los síntomas asociados a la celiaquía, para saber si es posible que se haya ingerido o no, el gluten.

Cáncer de mama, menor riesgo

Uno de los tipos que más temen las mujeres, es el de mama, ya que se estima que una de cada ocho mujeres pueden llegar a padecerlo en alguna etapa de su vida, sin embargo, en pacientes celiacos las estadísticas advierten que el riesgo de padecer este cáncer de mama, es menor, hasta en un 40%.

Una posible explicación, es que, los niveles de hormonas femeninas como el estrógeno en pacientes con celiaquía, es menor, sin embargo, aún no se sabe a ciencia cierta porque las mujeres con celiaquía tienen un menor riesgo de padecer esta enfermedad.

Cáncer de pulmón, una preocupación menos

Las personas con enfermedad celiaca, parecen tener un menor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón que la población sin la enfermedad.

Si bien no se sabe a qué se debe que el riesgo sea menor, no se aconseja el hábito del cigarrillo, ya que no se han estudiado las poblaciones con celiaquía que además fuman.

¿Por qué aumenta o disminuye el riesgo?

A pesar de que se desconoce cuáles son los motivos porque en algunos casos el riesgo es mayor o menor, existen algunas teorías al respecto.

Para el caso del aumento del riego, como el cáncer del intestino delgado, se cree que se debe al daño que sufren las vellosidades intestinales debido a la exposición del gluten y la reacción que ocurre en la enfermedad celiaca.

En el caso de linfoma no Hodgkin, y otros tipos de cáncer como el de páncreas, se cree que puede deberse a la malnutrición y carencia de ciertos elementos que no se absorben por la atrofia de las vellosidades intestinales.

Por último, en la disminución del riego, una teoría es que se debe a la malabsorción de sustancias que pueden provocar el desarrollo de cáncer, es decir, sustancias cancerígenas que al no absorberse no aumentan el riesgo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies