Basado en estudios científicos

¿El gluten es Malo o Bueno? Todo lo que necesitas saber

Publicado: 05/01/2015 - Actualizado: 10/07/2020

Muchas personas se preguntan si el gluten es mal o bueno. Desde hace un tiempo ha ido aumentando el número de personas, que sin tener la enfermedad celiaca, han decidido llevar una dieta sin gluten. Y entonces surge la pregunta: ¿Es bueno para la salud dejar de comer gluten? En este artículo te lo explicamos

Hace algunos años poco se sabía sobre la celiaquía, actualmente, esta condición o intolerancia y el gluten era prácticamente desconocida y muy poco usual seguún estadísticas, sin embargo, hoy hablar de productos y alimentos libres de gluten es un tema que se está volviendo cada vez más común, así como encontrar productos que son libres de gluten o bien que se etiquetan como libre de gluten.

¿Qué es el gluten?

Es una proteína que se encuentra en algunos granos, pero principalmente se halla en el trigo. Esta proteína es precisamente la que le da la característica a la harina de trigo de poder aglutinarse, brindándole la elasticidad y jugando un papel importante cuando se trata de hornear, permitiendo que, junto con la levadura el pan sea esponjoso y suave.

El gluten se encuentra en otros granos también, como el centeno y la cebada, y por si fuera poco, se encuentra con frecuencia en alimentos industrializados ya que algunos aditivos lo contienen, o bien se han contaminado durante su proceso de producción porque se manipulan en la misma área o con las mismas herramientas con las que se manipulan productos con gluten.

Pero si esta proteína está presente en el trigo que hemos consumido durante años ¿es perjudicial?

Celiaquía y Gluten

Se llama Celiaquía, o intolerancia al gluten a la condición en la que un individuo presenta una reacción inmunológica por el consumo de gluten, se estima que esta condición afecta al 1% de la población mundial, sin embargo, el resto de las personas, no debería tener problemas por consumir el gluten.

Para los individuos que padecen celiaquía la única alternativa de tratamiento, es llevar una dieta completamente libre de gluten.

Celiacos por elección

A menudo, diagnosticar celiaquía puede ser complicado, la razón es que sus síntomas son muy diversos y también se asemejan a síntomas de otras enfermedades, como por ejemplo, la colitis y gastritis, que son enfermedades más usuales.

Se estima que la celiaquía puede tardar de entre 2 a 6 años en diagnosticarse, y es usual que muchos médicos, consideren la celiaquía como última opción o diagnóstico, a menos que el paciente tenga antecedentes heredo-familiares de la enfermedad.

Muchas personas que cursan con síntomas digestivos, como malestar estomacal, diarrea, distensión abdominal, náuseas, etc, y que no experimentan mejoría o bien no tienen un diagnóstico definitivo, pueden llegar a la conclusión de que son celiacos, sin embargo, no siempre se realizan una prueba diagnóstica para confirmarlo y eligen optar directamente por la dieta libre de gluten.

Son ellos a los que se conocen celiacos por elección, puesto que no han sido diagnosticados propiamente como celiacos pero han elegido la dieta sin gluten en busca de alivio.

También existen las personas que llevan una dieta sin gluten, porque un familiar o compañero de casa padece celiaquía y preparar los alimentos de todos sin gluten, es mucho más fácil que hacer distintos menús y tener distintos instrumentos de cocina para cada alimento, en estos casos la dieta sin gluten también está justificada y no necesariamente debe ser estricta, puesto que si no se tiene celiaquía ocasionalmente se puede ingerir alimentos con gluten fuera de las comidas principales.

Gluten, un tipo de proteína

El gluten no es esencialmente malo, salvo para quienes son intolerantes al mismo, sin embargo, hay quienes afirman que el gluten es indigesto, y que retirarlo de la dieta, es lo mejor para todos.

Se trata de un tipo de proteína, que si nosotros no tenemos celiaquía o intolerancia a esta, no hay problema con que lo consumamos, también hay que tener en mente que no es un nutrimento esencial para la vida, por lo que retirarlo de la alimentación tampoco supone un problema de salud, ya que podemos ingerir otros tipos de proteína de otras fuentes y cubrir así las necesidades de aminoácidos de nuestro organismo.

Dieta sin gluten ¿más saludable?

Por fortuna, en el mercado podemos encontrar una gran variedad de productos libres de gluten, desde los que son naturalmente libres de esta proteína, hasta los que son preparados especialmente con ingredientes para sustituir el gluten, no obstante estos productos suelen ser más caros que su versión convencional.

Se dice que la dieta sin gluten es más saludable e incluso se le ha atribuido la capacidad de hacernos perder peso, sin embargo, no se ha probado que sea el hecho de retirar el gluten lo que provoca esta pérdida de peso, si no todos los cambios en la alimentación que se generan, de hecho, algunas personas celiacas pueden llegar a subir de peso cuando retiran el gluten de su dieta. Sin embargo, la dieta sin gluten ha ganado cierta popularidad y se ha convertido en una tendencia gracias al testimonio de famosos que afirman haber perdido peso al retirar el gluten de su dieta.

Se dice que la dieta sin gluten también favorece la salud, pero aunque esto es realidad para las personas con enfermedad celiaca o sensibilidad al gluten, no hay pruebas de que el gluten afecte la salud de las personas que no tienen esta intolerancia.

Si no se tiene celiaquía, o sensibilidad al gluten, no existe una razón médica para dejar de consumir dicha proteína, aunque claro, se puede dejar de consumir por elección.

Referencias

  1. Lis, D. M., Stellingwerff, T., Shing, C. M., Ahuja, K. D. K., & Fell, J. W. (2015). Exploring the popularity, experiences, and beliefs surrounding gluten-free diets in nonceliac athletes. International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism, 25(1), 37–45.
  2. Gaesser, G. A., & Angadi, S. S. (2015). Navigating the gluten-free boom. JAAPA : Official Journal of the American Academy of Physician Assistants, 28(8).
  3. Gibson, P. R., Shepherd, S. J., & Tye-Din, J. A. (2012, August). For celiac disease, diagnosis is not enough. Clinical Gastroenterology and Hepatology : The Official Clinical Practice Journal of the American Gastroenterological Association. United States.
  4. Ediger, T. R., & Hill, I. D. (2014). Celiac disease. Pediatrics in Review, 35(10), 409–15; quiz 416.
  5. Shannahan, S., & Leffler, D. A. (2017). Diagnosis and Updates in Celiac Disease. Gastrointestinal Endoscopy Clinics of North America, 27(1), 79–92.

Revisado por: Dra. Loredana Lunadei el 10/07/2020

Acerca del autor
  • Miriam Reyes

    Licenciada en Nutrición y Dietética. Reconocida especialista en celiaquía. Desde hace más de diez años trabaja como nutricionista y dietista, con especial enfoque en los sistemas nutricionales equilibrados y sanos. Ha trabajado en diversos centros y clínicas, realizando evaluaciones nutricionales, asesoramiento y orientación alimentaria, y desarrollo de planes nutricionales personalizados. Más información en su Linkedin.