El Amaranto, un sustituto del Trigo

Publicado: 30/10/2013 - Actualizado: 10/07/2020

El amaranto es el nombre común para más de 60 especies de amaranto, que suelen ser plantas muy altas con hojas anchas y verdes similares a la espinaca, sus flores son de un brillante púrpura o rojizas, pero también las hay doradas.  Las tupidas flores de amaranto conservan su vitalidad, incluso después de la cosecha y el secado. Las personas alrededor del mundo, valoran el amaranto y sus cualidades nutricionales.

El amaranto, es una planta de hojas y semillas comestibles, y generalmente cuando se habla de amaranto, generalmente  nos referimos a la semilla o grano que son pequeñas y de color beige. No se trata estrictamente de un cereal, sino de un pseudocereal , lo que quiere decir que pertenece a una especie de plantas diferentes a la familia de las plantas de las que derivan los cereales.

El grano de amaranto tiene una larga y colorida historia, en México, era considerado sagrado  por culturas como la azteca y maya, quienes lo empleaban no sólo como parte importante de su dieta, sino en muchas ceremonias. Se le conoce también como Kiwicha.

Usos del amaranto

Este diminuto grano es increíblemente versátil en la cocina. Puede ser hervido en agua, como el arroz, como acompañamiento de una comida, en una papilla o como base para postres.

También puede ser inflado o bien en copos y se utiliza como un cereal para el desayuno, acompañado con leche o yogurt.

Se puede moler para conseguir una harina de amaranto, que es ideal para hornear, galletas o panes dulces y salados.

Cualidades nutricionales

La propiedad nutricional más destacable del amaranto es su alto contenido de proteínas. Se trata de una proteína completa, lo que significa que contiene los aminoácidos esenciales requeridos por el cuerpo humano. Además, es de fácil digestión, y las buenas noticias no terminan ahí.

Es una buena fuente de fibra, y minerales tales como el calcio, magnesio, fósforo, manganeso y hierro.
Una taza de grano cocida contiene aproximadamente 45 g de hidratos de carbono, de los cuales unos 5 g es la fibra. Sin embargo, el contenido de carbohidratos es menor que en la mayoría de otros cereales sin gluten.

Es una buena fuente de ácidos grasos poliinsaturados y contiene vitamina E en cantidades similares a el aceite de oliva.

Beneficios para la salud

Gracias a las propiedades nutricionales antes mencionadas, el amaranto, se considera un alimento vegetal completo, tanto, que ha sido seleccionado por la NASA como alimento de astronautas.

Además de ser bueno para nuestra nutrición, el amaranto, al ser de origen vegetal, no contiene colesterol, constituyendo así una fuente de proteína completa sin colesterol y se ha encontrado beneficioso para el corazón.

Por último, pero no menos importante, el amaranto es naturalmente libre de gluten. El gluten es la proteína principal en varios cereales y es responsable de la elasticidad en masa, permite el leudado. Sin embargo, más y más personas están descubriendo que no pueden consumir alimentos que contienen gluten, a menudo debido a la enfermedad celiaca, una enfermedad digestiva autoinmune que daña la capacidad del cuerpo para absorber los nutrientes de los alimentos. Esto hace que el amaranto se un grano de gran importancia en la dieta libre de gluten, ya que puede ser empleado como sustituto de los productos de trigo.

Además, debido a que es una semilla que puede germinar  puedes tener tu propio producto fresco cuando lo desees. Una vez que el grano o semilla brota, la nutrición aumenta considerablemente, por lo que añadirlos a tu dieta es una buena adición a tu salud.

Nota: Si quieres ver algunas recetas que se pueden hacer, te recomiendo visitar el siguiente link: 4 recetas con amaranto

Referencias

  1. Collar, C., Conte, P., Fadda, C., & Piga, A. (2015). Gluten-free dough-making of specialty breads: Significance of blended starches, flours and additives on dough behaviour. Food Science and Technology International = Ciencia y Tecnologia de Los Alimentos Internacional, 21(7), 523–536.
  2. Cheng, A. (2018). Review: Shaping a sustainable food future by rediscovering long-forgotten ancient grains. Plant Science : An International Journal of Experimental Plant Biology, 269, 136–142.
  3. Tang, Y., & Tsao, R. (2017). Phytochemicals in quinoa and amaranth grains and their antioxidant, anti-inflammatory, and potential health beneficial effects: a review. Molecular Nutrition & Food Research, 61(7).
  4. Galan, M. G., Drago, S. R., Armada, M., & González José, R. (2013). Iron, zinc and calcium dialyzability from extruded product based on whole grain amaranth (Amaranthus caudatus and Amaranthus cruentus) and amaranth/Zea mays blends. International Journal of Food Sciences and Nutrition, 64(4), 502–507.
  5. Zhu, F. (2017). Structures, physicochemical properties, and applications of amaranth starch. Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 57(2), 313–325.
  6. Venskutonis, P. R., & Kraujalis, P. (2013). Nutritional Components of Amaranth Seeds and Vegetables: A Review on Composition, Properties, and Uses. Comprehensive Reviews in Food Science and Food Safety, 12(4), 381–412.