Depresión, Gluten y Enfermedad Celiaca. ¿Por qué es tan frecuente?

  • Miriam Reyes

    Licenciada en Nutrición y Dietética. Reconocida especialista en celiaquía. Desde hace más de diez años trabaja como nutricionista y dietista, con especial enfoque en los sistemas [...]

  • Categorías: Ser Celíaco

Publicado: 12/01/2015 - Actualizado: 22/01/2019

Es frecuente que los celiacos sufran de depresión. La depresión y la ansiedad son síntomas comunes de las personas con enfermedad celiaca. En este artículo te explicaremos cómo y por qué.

Se estima que alrededor del 1% de la población tiene la enfermedad celiaca, lo que puede causar depresión, y cada día más personas optan por la dieta sin gluten, ya sea por el diagnóstico de celiaquía o por voluntad debido a que se sienten mejor con una dieta sin gluten.

La enfermedad celiaca consiste en la intolerancia al gluten, una proteína que se encuentra naturalmente en el trigo y otros granos como la cebada y el centeno. Esta proteína tiene la capacidad de disparar reacciones inmunológicas en las personas celiacas, por lo que el tratamiento consiste en adoptar una dieta libre de gluten.

Actualmente la celiaquía se vincula con muchas enfermedades que ocurren muchas de ellas por consecuencia del consumo del gluten, no obstante, el aspecto psicológico también parece verse afectado por esta condición. La celiaquía se ha asociado a depresión.

Enfermedad sin gluten no celiaca y depresión

El gluten parece desencadenar síntomas de depresión, incluso aunque no se padezca la enfermedad celiaca como tal, aunque como se mencionaba anteriormente, aún no se ha aclarado el mecanismo por el que esto ocurre, pero podría ser la explicación de por qué las personas no celiacas se sienten mejor con una dieta sin gluten.

Mejoría con la dieta sin gluten

En un estudio controlado se analizó una muestra de 22 participantes cuyo diagnóstico era síndrome de colon irritable pero no enfermedad celiaca. Algunos de los participantes se sintieron “mejor” con la dieta sin gluten, aunque sus síntomas gastrointestinales no desaparecieron, su estado emocional tuvo una importante mejoría, lo que sugiere que el gluten podría intervenir en nuestro estado de ánimo.

¿Por qué los celiacos tienen depresión?

Con frecuencia los síntomas más comunes asociados a celiaquía son de tipo gastrointestinal, sin embargo, el aspecto piscológico también puede verse afectado.

Los científicos encontraron que algunas personas se sienten mejor emocionalmente cuando llevan dieta libre de gluten, hecho que resultó un indicador de que el gluten podría estar afectando el estado mental.   Según estudios para quienes son intolerantes al gluten, consumirlo podría ser causa de depresión por diferentes motivos que los autores del mismo estudio propusieron.

Primeramente se creía,  qué el gluten afecta el estado mental porque afectaba los niveles de cortisol, sin embargo, esta teoría no ha sido comprobada y se cree que es poco probable ya que se midieron los niveles de cortisol en la saliva de los participantes del estudio y no encontraron ninguna variación importante.

Una explicación más probable parece consistir en que el consumo de gluten puede alterar los niveles de serotonina, un neurotransmisor que se ha relacionado con la felicidad y el bienestar. En un estudio con ratas se encontró evidencia de que los niveles de serotonina en el cerebro, disminuían después del consumo de trigo, no obstante, el estudio no se realizó con el gluten únicamente por lo que se desconoce si el gluten es el verdadero culpable.

Otra explicación radica en las “exorfinas”, péptidos opioides que se generan en nuestro organismo con la ingestión de gluten y caseína y que pueden afectar  procesos mentales, ya que su consumo se ha ligado con la ansiedad.

Por último, también se cree que la condición celiaca puede afectar el equilibrio de la flora bacteriana intestinal lo que a su vez puede tener consecuencias en nuestro estado mental, como sugiere un estudio realizado en mujeres y publicado en el año 2013, el consumo de alimentos probióticos, es decir, aquellos que favorecen el crecimiento de bacterias benéficas en nuestro intestino, está ligado con un efecto positivo sobre la actividad cerebral.

Se requieren de más estudios para comprobar estos mecanismos en los que el gluten podría afectar nuestro estado mental sin embargo, es importante considerar estos aspectos para poder conocer mejor esta enfermedad.

Otros aspectos que causan la depresión

También se debe tomar en cuenta que algunos otros aspectos que podrían estar ligados con la depresión en el paciente celiaco.

Síntomas recurrentes: El malestar, dolor abdominal, la indigestión, etc, son síntomas que pueden agotarnos en especial si nada parece remediarlos y son constantes. Este desgaste puede favorecer estados depresivos.

Falta de nutrimentos: Muchos nutrimentos juegan un papel importante en la actividad cerebral, cuando no hay una absorción adecuada de ellos, pueden existir desequilibrios que afecten a nuestra salud mental.

El cansancio: La debilidad y cansancio son síntomas que se pueden presentar en esta enfermedad debido a la malabsorción de nutrientes que ocurre cuando hay daño en las vellosidades intestinales, esto puede contribuir a un estado apático y depresivo.

Impotencia: Es un sentimiento que a menudo se presenta en el paciente no diagnosticado de celiaquía, ya que los síntomas prevalecen a pesar de recurrir a diversos tratamientos por carecer del diagnóstico apropiado.

Es muy importante tener en cuenta que una persona con enfermedad celiaca puede manifestar síntomas psicológicos, entre ellos la depresión por lo que es necesario considerarlos a la hora del diagnóstico, cabe mencionar que estos síntomas también suelen mejorar con la adopción de una dieta libre de gluten.

Referencias

  1. Smith, D. F., & Gerdes, L. U. (2012). Meta-analysis on anxiety and depression in adult celiac disease. Acta Psychiatrica Scandinavica, 125(3), 189–193.
  2. Volta, U., Bardella, M. T., Calabro, A., Troncone, R., & Corazza, G. R. (2014). An Italian prospective multicenter survey on patients suspected of having non-celiac gluten sensitivity. BMC Medicine, 12, 85.
  3. Porcelli, B., Verdino, V., Bossini, L., Terzuoli, L., & Fagiolini, A. (2014). Celiac and non-celiac gluten sensitivity: a review on the association with schizophrenia and mood disorders. Auto- Immunity Highlights, 5(2), 55–61.
  4. Casella, G., Bordo, B. M., Schalling, R., Villanacci, V., Salemme, M., Di Bella, C., … Bassotti, G. (2016). Neurological disorders and celiac disease. Minerva Gastroenterologica e Dietologica, 62(2), 197–206.
  5. Casella, G., Pozzi, R., Cigognetti, M., Bachetti, F., Torti, G., Cadei, M., … Bassotti, G. (2017). Mood disorders and non-celiac gluten sensitivity. Minerva Gastroenterologica e Dietologica, 63(1), 32–37.

Revisado por: Dra. Loredana Lunadei el 22/01/2019