Celiacos: Síntomas, Diagnóstico, Tratamiento y más

Publicado: 22/03/2013 - Actualizado: 10/07/2020

En este artículo damos a conocer la historia de la celiaquía, también explicamos que es un celiaco, cuales son sus síntomas, como se realiza el diagnóstico y cual es el tratamiento más conveniente.

Historia

Areteo de Capadocia en el siglo II a.c. habla por primera vez de pacientes celiacos que deben suprimir los cereales de la dieta para “curarse”. En 1980, Samuel Gee escribe el tratado de la “afección celíaca” en el que define y describe con precisión esta enfermedad. Sin embargo, nos es hasta 1950 que el holandés Dike descubre que es el gluten el agente causante de dicha enfermedad.

Celiacos: Definición

La enfermedad celíaca o celiacos consiste en una intolerancia permanente a las proteínas del gluten que se presenta en individuos genéticamente predispuestos y que cursa con una atrofia severa de la mucosa del intestino delgado superior, lo que favorece una malabsorción de nutrientes. El establecimiento de una dieta estricta sin gluten conduce a la desaparición de los síntomas clínicos, así como a la normalización de la mucosa intestinal. Es la enfermedad crónica intestinal más frecuente, estimándose que 1 por cada 100 recién nacidos vivos van a padecerla a lo largo de su vida. La relación mujer-varón es de 2:1. Es una enfermedad infradiagnosticada debido al desconocimiento de la gran variedad de signos y síntomas con que puede presentarse clínicamente.

Síntomas

  • En el niño pequeño celiaco el cuadro clínico varía dependiendo del momento de la introducción del gluten en la dieta. Los síntomas más frecuentes son diarrea crónica, distensión abdominal, vómitos, falta de apetito, irritabilidad y laxitud, estancamiento ponderal y retraso del crecimiento.
  • En el niño mayor y en el adolescente celiaco puede no haber síntomas digestivos y presentarse la enfermedad como una anemia ferropénica rebelde a la ferroterapia oral, estreñimiento, talla baja y retraso de la menarquia.
  • En el adulto la enfermedad también puede cursar con manifestaciones digestivas clásicas,
    si bien lo más frecuente es que consulten por anemia ferropénica refractaria, dispepsia, estreñimiento, intestino irritable, dolores óseos y articulares, parestesias, infertilidad, abortos recurrentes, malnutrición, etc.

Diagnóstico

Una historia detallada del paciente celiaco unida a un examen físico cuidadoso permite establecer el diagnóstico de sospecha en aquellos pacientes que cursan con sintomatología convencional. En estos casos es recomendable la determinación de anticuerpos antitransglutaminasa tisular, cuando este marcador serológico esté aumentado es imprescindible la realización de una biopsia intestinal a nivel duodeno-yeyunal para confirmar el diagnóstico de enfermedad celíaca.

Tratamiento

El único tratamiento eficaz de la enfermedad celiaca es una dieta estricta exenta de gluten durante toda la vida. Hay que excluir de la dieta el trigo, cebada, centeno y todos sus derivados incluidos los almidones. Para conseguir una dieta sin gluten es necesario recurrir a un consumo preferente de alimentos naturales: carnes, huevos, leches, pescado, legumbres, frutas, verduras y cereales sin gluten como el maíz o arroz. No es fácil realizar una dieta sin gluten en los países occidentales donde el trigo es el cereal más consumido y utilizado en la elaboración de productos manufacturados, ya que el 70% de los productos de un supermercado contienen gluten.

El gluten es utilizado en la industria alimentaria como excipiente de aditivos, preservador de la humedad, barrera frente a la grasa, excipiente de aromas, para evitar los procesos de oxidación, etc.

Reinvindicaciones de los celiacos

  • Campañas de diagnóstico precoz, ya que la mayor parte de los celiacos están sin diagnosticar. Se necesita un aumento de sospecha de la enfermedad celíaca por parte de los clínicos. Las estadísticas estiman que el número de celíacos en España es aproximadamente de 300.000, sólo unos 30.000 están diagnosticados.
  • Campañas de difusión del conocimiento de la enfermedad celíaca y la dieta sin gluten. Esta enfermedad es la gran desconocida, la población general debe de conocerla, esto, por un lado, ayudaría a elevar el número de diagnósticos y por otro lado, ayudaría al paciente celíaco a solucionar muchos de los problemas que tiene planteados.
  • Controles por parte de la administración de los productos que se venden en el mercado etiquetados sin gluten, pues no siempre están totalmente exentos de esta proteína, lo que conlleva un riesgo para la salud del paciente celíaco.
  • Facilidades a los alumnos celíacos a la hora de hacer uso del comedor escolar al igual que el resto de los compañeros. Existen muchas trabas en este sentido, lo cual dificulta la normal incorporación de los niños celíacos a los centros escolares. El mismo problema existe en los comedores universitarios.
  • Igualmente, existen grandes dificultades cuando un paciente celíaco es hospitalizado, por cualquier motivo. El ofrecerles, por parte del hospital, un menú sin gluten en la mayoría de los casos es una labor ardua, debido al desconocimiento existente sobre la dieta sin gluten.
  • El mismo problema se le presenta a los enfermos celiacos a la hora de viajar y al acudir a hoteles y restaurantes.
  • Ayudas económicas para la compra de los productos sin gluten, los cuales tienen un precio elevadísimo en relación a los productos de consumo ordinario. En la mayor parte de los países de la Unión Europea los celíacos reciben una ayuda para la compra de estos productos :
  • La comunión es otra traba con la que se encuentran los celíacos, pues la Iglesia sólo permite a los celíacos comulgar bajo la especie con vino y no acepta las formas de maíz como aptas para su consagración.

Clasificación de los alimentos

Alimentos que contienen gluten

  • Pan, harina de trigo, cebada, centeno y avena.
  • Bollos, pasteles, tartas.
  • Galletas, bizcochos y productos de repostería.
  • Pasta alimenticia (fideos, macarrones, tallarines)
  • Bebidas malteadas.
  • Bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales: cerveza, whisky, agua de cebada, algunos licores.
  • Productos manufacturados en los que entre en su composición cualquiera de las harina citadas y en cualquiera de sus formas: almidones, féculas, sémolas, proteínas, etc.

Alimentos que pueden contener gluten no recomendados para celiacos

  • Embutidos: choped, mortadela, chorizo, morcilla, etc.
  • Productos de charcutería.
  • Quesos fundidos, de untar y especiales para pizzas.
  • Yogures de sabores, con trozos de frutas o mermeladas.
  • Patés diversos, hamburguesas y adobados.
  • Conservas de carne.
  • Conservas de pescado en salsa.
  • Caramelos y golosinas.
  • Sucedáneos de café y otras bebidas de máquina.
  • Frutos secos fritos o tostados con y sin sal.
  • Algunos tipos de helados.
  • Sucedáneos de chocolate.
  • Salsas, condimentos y colorantes alimentarios.

Alimentos que no contienen gluten para celiacos

  • Leche y derivados: quesos, requesón, nata, yogures naturales y cuajada.
  • Todo tipo de carnes y vísceras frescas, congeladas y en conserva al natural, cecina, jamón  serrano y cocido de calidad extra.
  • Pescados frescos y congelados sin rebozar, mariscos frescos y pescados y mariscos en conserva al natural o en aceite.
  • Huevos frescos, en polvo, deshidratados y líquidos.
  • Verduras, hortalizas y tubérculos.
  • Frutas.
  • Arroz, maíz y tapioca así como sus derivados.
  • Todo tipo de legumbres.
  • Azúcar y miel.
  • Aceites, mantequillas.
  • Café en grano o molido, infusiones y refrescos.
  • Toda clase de vinos y bebidas espumosas.
  • Frutos secos naturales (con o sin sal).
  • Sal, vinagre de vino, especias en rama y grano y todas las naturales.

Como pauta general, deben evitarse todos los productos a granel, los elaborados artesanalmente y los que no estén etiquetados, donde no se pueda comprobar el listado de los ingredientes.

Referencias

  1. Ortigosa, L. (2008). Historia de la enfermedad celíaca (1): Samuel Gee. Canarias Pediátrica, ISSN 1131-6128, Vol. 32, No. 1, 2008, pags. 57-60 (Vol. 32).
  2. Veeraraghavan, G., Leffler, D. A., Kaswala, D. H., & Mukherjee, R. (2015). Celiac disease 2015 update: new therapies. Expert Review of Gastroenterology & Hepatology, 9(7), 913–927.
  3. Rubio-Tapia, A., Hill, I. D., Kelly, C. P., Calderwood, A. H., & Murray, J. A. (2013). ACG clinical guidelines: diagnosis and management of celiac disease. The American Journal of Gastroenterology, 108(5), 656–76; quiz 677.
  4. Comino, I., Moreno, M. de L., Real, A., Rodriguez-Herrera, A., Barro, F., & Sousa, C. (2013). The gluten-free diet: testing alternative cereals tolerated by celiac patients. Nutrients, 5(10), 4250–4268.
  5. Maki, M. (2014). Celiac disease treatment: gluten-free diet and beyond. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition, 59 Suppl 1, S15-7.
  6. Hvas, C. L., Jensen, M. D., Reimer, M. C., Riis, L. B., Rumessen, J. J., Skovbjerg, H., … Wildt, S. (2015). Celiac disease: diagnosis and treatment. Danish Medical Journal, 62(4), C5051.
  7. Byrne, G., & Feighery, C. F. (2015). Celiac Disease: Diagnosis. Methods in Molecular Biology (Clifton, N.J.), 1326, 15–22.
  8. Walker, M. M., Ludvigsson, J. F., & Sanders, D. S. (2017). Coeliac disease: review of diagnosis and management. The Medical Journal of Australia, 207(4), 173–178.
  9. Kowalski, K., Mulak, A., Jasinska, M., & Paradowski, L. (2017). Diagnostic challenges in celiac disease. Advances in Clinical and Experimental Medicine : Official Organ Wroclaw Medical University, 26(4), 729–737.
  10. Sharma, G. M., Pereira, M., & Williams, K. M. (2015). Gluten detection in foods available in the United States – a market survey. Food Chemistry, 169, 120–126.