Cómo ahorrar si eres Celiaco: 11 consejos para gastar menos en la cesta de la compra

  • Miriam Reyes

    Licenciada en Nutrición y Dietética. Reconocida especialista en celiaquía. Desde hace más de diez años trabaja como nutricionista y dietista, con especial enfoque en los sistemas [...]

  • Categorías: Ser Celíaco

Publicado: 04/03/2015 - Actualizado: 10/07/2020

Cómo ya sabemos, los productos para celiacos son más caros. Esto es algo que afecta miles de personas con enfermedad celiaca, cuando hacen la compra en el supermercado. En este artículo veremos consejos útiles para ahorrar en la cesta de la compra para aquellas personas que llevan una alimentación sin gluten.

Con los precios de los productos sin gluten siendo tan superiores a la versión convencional, es natural que las personas que sufren de celiaquía también se vean afectados económicamente, puesto que deben invertir más. Sin embargo, algunos consejos pueden sernos de utilidad cuando se trata de ajustarnos a un presupuesto.

1. No trates de reemplazar el gluten

Una persona diabética tiene dos opciones, endulzar con un sustituto de azúcar, o bien cambiar su gusto por el azúcar, lo mismo ocurre con el gluten, podemos optar por alimentos sustitutos de aquellos que ya consumíamos, o bien, cambiar nuestra dieta para elegir alimentos naturalmente sin gluten.

2. Ve por los alimentos que son naturalmente libres de gluten

Quizás nuestra principal interrogante sea, cómo vamos para reemplazar el pan, las galletas, pastelillos, pastas, etc, y la respuesta sencilla puede ser, los productos sustitutos que son los que usualmente son más caros, sin embargo, si queremos cuidar un presupuesto es hora de mirar otras opciones, las habas, las lentejas, el arroz, son libres de gluten de forma natural y no son más costosos por lo que optar por ellos  suele ser una decisión inteligente para nuestro bolsillo.

3. Opta por recetas vegetarianas

Talvez sea hora de mirar la celiaquía desde otro punto de vista, y no tratar de reemplazar el pan u otros alimentos con gluten como suele ser nuestra primera visión, comenzar a cambiar nuestros platillos y elegir alimentos vegetales es un buen inicio para darle un giro a nuestra dieta, más saludable y libre de gluten, además de que nos ayuda a estimular la creatividad en nuestra cocina y con frecuencia las recetas vegetarianas suelen ser libres de gluten.

4. Haz tus propias mezclas de harinas

La idea de comprar las harinas premezcladas puede ser tentadora, nos ahorran tiempo y nos dan buenos resultados, pero es verdad que si aprendemos a hacer nuestras propias mezclas, podemos también ahorrarnos algo de nuestro dinero, aunque toma su tiempo y requiere de prueba de aciertos y errores, una vez que hayamos establecido nuestras mezclas, cocinar se vuelve más sencillo y también más accesible.

5. Hornea tu propio Pan

Hay varias opciones de pan, galletas u otros productos horneados sin gluten actualmente, pero hacerlos de nuestro consumo habitual puede afectar nuestra economía, una buena alternativa es que nosotros horneemos nuestro propio pan, haciendo uso de materias primas libres de gluten naturalmente, incluso utilizar mezclas de harinas ya diseñadas, aunque puede ser un poco más caro, es más económico que optar por la versión del pan ya preparado. También considera adquirir una panificadora casera ya que esto te ahorrara tiempo y dinero.

6. Aprovecha los descuentos

Algunos productos suelen ser más fáciles de adquirir fabricados sin gluten, es conveniente comprar grandes cantidades cuando estos estén es descuento, por ejemplo la pasta sin gluten, recuerda que debes revisar la fecha de caducidad antes de adquirir para asegurarte que no tendrás pérdidas del producto.

7. Utiliza tus condimentos

Es posible que la dieta sin gluten al principio nos parezca diferente, o muchas veces sentimos que el sabor no es lo mismo, pero una alimentación libre de gluten no necesariamente tiene que ser desagradable, hay muchos condimentos que son naturalmente libres de gluten, especias como el orégano, la pimienta, el jengibre, entre otros, nos pueden ayudar a dar sabor a nuestras comidas, y no es necesario recurrir a los productos sin gluten para tener mejor sabor, además, es más natural.

8. Prueba nuevas y diferentes recetas

Quizás aprender algunas recetas nuevas, nos ayudará a ampliar nuestros conocimientos de cocina y nos brinda la posibilidad de aprender a mezclar correctamente los alimentos adecuados, de esta forma tenemos una mayor facilidad para idear nuevas recetas con las materias primas, lo cual nos permite economizar, prueba recetas de otras culturas, por ejemplo el hummus, las tortillas mexicanas, el pan a base de yuca, etc.

9. Infórmate

Recurrir a los alimentos elaborados sin gluten, es más práctico y sencillo, especialmente cuando no sabemos que podemos comer, pero esto se puede solucionar con la correcta información, investiga sobre los productos convencionales que puedes adquirir, revisa bien las etiquetas de los productos y consulta a los fabricantes si es necesario, hay muchos productos que son libres de gluten y su costo es el mismo.

10. Aprovecha tus comidas

Si te quedo comida del día anterior, no la tires, puedes volver a consumirla, utilizándola como ingrediente, por ejemplo, si tienes puré de papa, ¿por qué no preparar unas tortitas de papa?, si tienes algo de carne, utilízala como relleno de alguna receta, tu creatividad es el límite, pero no desperdicies el alimento, además, reutilizar los alimentos de esta forma, es mucho más sano y apetecible que calentarlos en el microondas.

11. Visita tiendas en línea

Las tiendas en línea pueden tener más variedad de productos libres de gluten y muchas veces a un menor costo, dependiendo. Algunas también tienen descuentos cuando se compra en cantidad, por lo que vale la pena dar un vistazo en busca de ofertas o productos más accesibles.

Referencias

  1. Theethira, T. G., & Dennis, M. (2015). Celiac disease and the gluten-free diet: consequences and recommendations for improvement. Digestive Diseases (Basel, Switzerland), 33(2), 175–182.
  2. Ferreira, S. M. R., de Mello, A. P., de Caldas Rosa dos Anjos, M., Kruger, C. C. H., Azoubel, P. M., & de Oliveira Alves, M. A. (2016). Utilization of sorghum, rice, corn flours with potato starch for the preparation of gluten-free pasta. Food Chemistry, 191, 147–151.
  3. Flores-Silva, P. C., Rodriguez-Ambriz, S. L., & Bello-Perez, L. A. (2015). Gluten-free snacks using plantain-chickpea and maize blend: chemical composition, starch digestibility, and predicted glycemic index. Journal of Food Science, 80(5), C961-6.

Revisado por: Dra. Loredana Lunadei el 10/07/2020