Bacterias podrían estar Vinculada al desarrollo de Celiaquía

Las estadísticas han mencionado que alrededor del 1% de la población mundial padece de celiaquía, hay bacterias involucradas, no obstante, un gran porcentaje de estas personas, aún no han sido debidamente diagnosticados.

Bacterias podrían estar Vinculada al desarrollo de Celiaquía

La celiaquía es una enfermedad de tipo autoinmune en la que existe una intolerancia al gluten, proteína encontrada en granos como el trigo, la cebada y el centeno. El gluten además, puede encontrarse en productos derivados de estos granos así como en otros alimentos industrializados que contengan ingredientes con gluten.

Una persona con celiaquía reacciona ante la ingestión del gluten, desatando una reacción inmunitaria que provoca a la larga un daño en las vellosidades del intestino delgado, cuando la celiaquía no se atiende a tiempo, el daño en las vellosidades intestinales puede derivar en malabsorción de nutrimentos.

El único tratamiento para la celiaquía, es llevar a cabo una dieta libre de gluten.

Desde hace años se ha sugerido que las alteraciones en el equilibrio bacteriano pueden dar a lugar al desarrollo de celiaquía.

Pese a que en un principio se creía que la celiaquía era una condición que se presentaba durante la infancia, se han presentado casos en los que años después de consumir el gluten, la intolerancia al gluten se desarrolla sin motivo aparente.

¿Qué provoca la celiaquía?

Se ha establecido que la celiaquía es una enfermedad con influencia de los genes, es decir, normalmente es de tipo hereditaria, los miembros de una misma familia tienen más posibilidad de desarrollarla una vez que se ha detectado celiaquía en uno de ellos, no obstante, algunas personas pueden tener el factor genético y nunca desarrollar la celiaquía, lo que ha motivado la investigación de expertos, para saber, cuál sería un factor determinante.

Un reciente estudio ha sugerido que la presencia de específicas bacterias en el intestino junto con la susceptibilidad genética puede ser la clave en el desarrollo de la enfermedad celiaca.

Estudio hecho en ratones

En Canadá, un estudio ha revelado nuevos datos acerca las probabilidades de desarrollar la enfermedad celiaca cuando se tiene antecedentes familiares, pues un mínimo porcentaje de quienes presentan esta susceptibilidad llegan a presentar la enfermedad como tal.

Se evaluaron grupos de ratones con el componente genético de celiaquía (gen DQ8), que también afecta a humanos, así como las diferentes bacterias que se encontraban en su intestino.

Se estudió a un grupo que estaba libre de bacterias, otro de los grupos de ratones poseían bacterias benéficas mayormente, mientras que otro grupo  poseía bacterias benéficas pero también patógenas incluyendo Helicobacter y estafilococos.

Los resultados mostraron que la presencia de tres bacterias, tales como Helicobacter, Escherichia coli y proteobacteria podrían estar involucrados en el desarrollo y la evolución de la enfermedad celiaca, volviendo más susceptible al ratón a presentar síntomas más graves del enfermedad.

Conclusiones del estudio

La investigación concluyó que en base a las observaciones en el grupo de ratones, las alteraciones en la flora intestinal pueden favorecer el desarrollo de la enfermedad celiaca, por tal razón favorecer un equilibrio bacteriano desde la infancia podría ser una medida preventiva para las personas con susceptibilidad al gluten.

Promover una buena flora bacteriana que evite la proliferación de bacterias patógenas puede ser útil para prevenir síntomas más severos y posiblemente el desarrollo de la enfermedad.

Bacterias, Celiaquía y flora intestinal

No es la primera vez que expertos sospechan de una relación entre la flora intestinal y la enfermedad celiaca. Estudios han señalado que los celiacos, suelen presentar una mayor cantidad de microorganismos patógenos, siendo más propensos a desarrollar problemas digestivos, y a que los síntomas de la enfermedad celiaca se agrave.

Sin duda, el celiaco puede experimentar mejoría si se brinda de microorganismos beneficiosos para la salud digestiva, como en el caso de los probióticos.

Probióticos, una buena alternativa

Para mantener el equilibrio de bacterias benéficas, los probióticos pueden ser útiles, consisten en el consumo de alimentos o suplementos con cultivo vivos de bacterias benéficas para nuestro intestino, no obstante, los expertos hacen hincapié en elegir aquellos que sean libres de gluten y lo hayan confirmado con el fabricante.

Alimentos probióticos son también los lácteos fermentados con cultivo vivo, como lo son, el yogurt,  y los quesos, por otro lado, también las conservas contienen bacterias beneficiosas, siempre que se trate de productos que no hayan sido pasteurizados, pues este proceso puede matar las bacterias benéficas.

Por otro lado, no hay que olvidar incluir alimentos prebióticos en nuestra dieta, que si bien nuestro cuerpo no los digiere sirven para estimular el crecimiento y desarrollo de las bacterias benéficas. Los alimentos vegetales son fuente de fibra dietética cuyos compuestos actúan como prebióticos, por lo que se aconseja incluirlos en abundancia en nuestra dieta, para mantener el adecuado equilibrio de la flora intestinal.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
2 Comentarios
  1. 21 diciembre, 2015
  2. 17 septiembre, 2016

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies